Las lesiones de rodilla son frecuentes y pueden ser altamente incapacitantes, afectando tanto a individuos activos como a atletas. Dada la importancia de la rodilla en una amplia gama de movimientos y su exposición al estrés durante actividades físicas, es esencial conocer las lesiones más comunes que pueden afectar esta articulación. A continuación, listamos las diez lesiones de rodilla más comunes:

  • Condromalacia rotuliana
  • Desgarro de menisco
  • Tendinitis patelar
  • Lesión del ligamento cruzado anterior (LCA)
  • Lesión del ligamento cruzado posterior (LCP)
  • Lesión de los ligamentos colaterales
  • Fracturas de la rótula
  • Bursitis prepatelar
  • Luxación de rótula
  • Síndrome de la banda iliotibial

En este artículo, profundizaremos en las causas, síntomas, tratamientos y tiempos de recuperación de algunas de estas lesiones, específicamente: condromalacia rotuliana, desgarro de menisco, tendinitis patelar, la lesión del ligamento cruzado anterior (LCA) y la lesión del ligamento cruzado posterior (LCP). Si sufres alguna de estas lesiones de rodilla más comunes, puedes acudir a nuestro centro de fisioterapia en Valencia para tratar tu rehabilitación.

Las 5 lesiones de rodilla más comunes

Condromalacia Rotuliana 

La condromalacia rotuliana se produce por el reblandecimiento y deterioro del cartílago detrás de la rótula, a menudo debido a una alineación incorrecta o sobrecarga constante durante actividades físicas. Los síntomas incluyen dolor persistente detrás de la rótula, especialmente al subir escaleras o después de estar sentado durante largos períodos. El tratamiento enfatiza la reducción del estrés en la rodilla, ejercicios de fortalecimiento y, en algunos casos, el uso de soportes ortopédicos para mejorar la alineación patelar.

Desgarro de Menisco 

Un desgarro de menisco se manifiesta por dolor agudo en la rodilla, hinchazón y a veces un bloqueo de la articulación. Esta lesión puede ocurrir durante movimientos que involucran giros o flexiones repentinas de la rodilla mientras se soporta peso. Los tratamientos varían desde la aplicación de hielo y reposo hasta intervenciones quirúrgicas para reparar o extirpar el menisco dañado, dependiendo de la severidad del desgarro y la salud general del paciente.

Tendinitis Patelar 

La tendinitis patelar se caracteriza por la inflamación del tendón que conecta la rótula a la tibia, común en atletas que participan en deportes que involucran saltos frecuentes. Los síntomas incluyen dolor severo justo debajo de la rótula, que se exacerba con la actividad física. El manejo de esta lesión incluye períodos de descanso, fisioterapia para fortalecer los músculos circundantes y, en algunos casos, técnicas de inyección para reducir la inflamación.

Ligamento Cruzado Anterior (LCA) 

Lesión común en deportes con movimientos rápidos de cambio de dirección, el desgarro del LCA se caracteriza por un dolor intenso y una sensación de “pop” en la rodilla en el momento de la lesión. La inestabilidad posterior y la hinchazón son comunes. El tratamiento usualmente involucra cirugía para reconstruir el ligamento, seguida de un proceso de rehabilitación que incluye fisioterapia enfocada en recuperar la movilidad y la fuerza.

Ligamento Cruzado Posterior (LCP) 

Menos común que el LCA, la lesión del LCP generalmente ocurre debido a un impacto directo en la parte frontal de la rodilla, como en un choque automovilístico. Los síntomas incluyen dolor leve a severo, considerable hinchazón y dificultad para caminar. La rehabilitación depende de la gravedad del daño y puede incluir tanto métodos conservadores como quirúrgicos, con un énfasis en restaurar la función y la estabilidad de la rodilla.

Cómo Prevenir Lesiones de Rodilla 

Prevenir lesiones de rodilla implica una combinación de fortalecimiento muscular, mantenimiento de la flexibilidad y uso correcto de técnicas durante actividades físicas. Es crucial realizar ejercicios de calentamiento y enfriamiento antes y después de cualquier actividad deportiva. Evitar movimientos bruscos y sobrecarga mediante un entrenamiento equilibrado y el uso de equipo adecuado también ayuda a reducir el riesgo de lesiones. Además, mantener un peso saludable puede disminuir la presión sobre las rodillas y contribuir a una mayor estabilidad articular.

Puedes acudir a nuestro centro de salud integral en Valencia para realizar la rehabilitación de cualquier lesión de rodilla que puedas tener.